El número 90 de PlanetAVino es accesible 

simplemente con pinchar en la portada, 

sin cargo y sin necesidad de 

inscripción en registro alguno.

 

contraportada90planetavino90En VadeVino Editorial hemos intentado mantener en lo posible la normalidad. Al menos en el calendario, así lo seguiremos haciendo. Ese número de la revista, correspondiente a abril-mayo, ha sido producido en tiempo y forma, nuestra imprenta cumplió también con las fechas previstas y mantuvo el calendario a pesar de todo y a pesar de que ya supimos que Correos, que ha aumentado en los dos últimos años sus tarifas, no iba a dar salida a las suscripciones.

En un gesto que debemos agradecer a la dirección y a los trabajadores de Villena Artes Gráficas, la revista quedó terminada incluso antes de la fecha programada, el día 25 de marzo. Y así quedó, por fuerza mayor, parada en las instalaciones de la imprenta, cerradas inmediatamente después por la pandemia, sin fecha cierta de salida.

No obstante, VadeVino Editorial no ha querido fallar en su cita bimestral con sus lectores, sobre todo en estos días en los que parece que la reclusión obligatoria puede empujar a los ciudadanos incluso a leer una revista como la nuestra. Por fortuna, contamos con la posibilidad de acudir de forma virtual a esa cita a través de nuestra página web, aunque ésta está en obras.

En tal circunstancia, hemos decidido abrir la revista a todo el mundo que esté interesado en sus contenidos. El número 90 de PlanetAVino es accesible simplemente con pinchar en la portada, sin cargo y sin necesidad de inscripción en registro alguno.

Cuando sea posible, nuestros suscriptores recibirán en su domicilio ese número de la revista y deseamos que también los posteriores, una vez se superen las circunstancias que sufre el mundo y se pueda recuperar la normalidad.

Por fortuna, nuestro trabajo se puede realizar desde el domicilio de la plantilla y de los colaboradores, con excepción del paso final de la imprenta y del reparto de Correos, del que dicen que es un servicio público. Mantenemos las fechas previstas para el número de junio y posteriores como si no hubiera fuerza mayor que lo impida. Y, si la hubiera, seguiremos, mientras el cuerpo aguante y las finanzas no lo impidan. fieles a nuestras fechas.

Agradecemos el respaldo imprescindible de nuestros colaboradores, proveedores y anunciantes y deseamos lo mejor para todos los que accedan a estas líneas. Y para todos los demás.

Secciones